Diferenciación

Claves para diferenciar el loncheado más natural

Las lonchas deben ser grandes, con forma similar a las cortados de la pieza de charcutería.
Sin colorantes artificiales para que mantengan su aspecto cárnico y su color natural.
La textura suave y la calidad óptima se consigue sin añadir fosfatos ni féculas.
 
Conservamos la corteza para mantener la máxima frescura.
Nos preocupamos por el bienestar; por tanto, nuestras lonchas  no contienen glutamato, gluten, ni lactosa.
Mantenemos todo el sabor natural gracias al elevado % cárnico.